miércoles, 2 de noviembre de 2011

LA HUELLA

Se encontraba solo, en medio del océano tranquilo. Un tiburón pasó junto a su canoa inesperadamente, dejando una larga huella en el agua. El pescador no titubeó al momento de sacar los pies y seguirla.