sábado, 26 de mayo de 2012

EL CABALLERO Y EL CAMPESINO

CABALLERO: ¡Hola buen hombre, buenos días!
CAMPESINO: Buenos días, si es de día, buenas noches si es de noche
CABALLERO: ¿Cómo te llamas?

CAMPESINO: No me llamo, me llaman
CABALLERO: ¿Y cómo te llaman?
CAMPESINO: Como a mi padre
CABALLERO: ¿Y cómo llaman a tu Padre?
CAMPESINO: Como a mi
CABALLERO: Bueno, pero ¿Cómo te llaman a la hora de comer?
CAMPESINO: No me llama nadie, yo siempre acudo primero
CABALLERO: Agudo eres buen hombre, ¿A dónde va este camino?
CAMPESINO: No va, viene
CABALLERO:  Entonces, ¿de donde viene?
CAMPESINO: Del pueblo
CABALLERO: ¿y dónde queda el pueblo?

CAMPESINO: No queda, está
CABALLERO: ¿y que dicen en el pueblo?

CAMPESINO: Dicen misa los curas
CABALLERO: No, hombre, ¡te pregunto que cuentan!

CAMPESINO: Cuentan plata los que tienen
CABALLERO: ¡Termina, que te estas pasando de la raya!

CAMPESINO: ¿Y qué raya voy a pasar si estamos en el campo?
CABALLERO: ¡No, te digo que me estas tomando el pelo!

CAMPESINO:  ¡Qué pelo le voy a tomar si usted es calvo!
CABALLERO: Con usted no se puede hablar, adiós

CAMPESINO: A Dios le debo la vida

Anónimo